//

Jueves, 19 Noviembre 2020 14:57

Cómo se planeó el frustrado contrabando de fósiles de Bariloche a España

El cargamento de contrabando contenía más de 4.000 piezas paleontológicas del Museo de Paleontología "Rosendo Pascual", frente al lago Gutiérrez. El destino final era Murcia, en España.

Todo comenzó en febrero del 2019 cuando el director del Museo Paleontológico “Rosendo Pascual”, Rodolfo Corsolini, cuestionó que cerraría las puertas de la institución que funcionaba desde 1995 frente al Lago Gutiérrez porque el municipio de Bariloche le exigía habilitación comercial.

Pocos días después, el paleontólogo aficionado admitió que tenía una invitación de España para realizar una muestra itinerante en Murcia y Málaga durante tres años.  

Luego de la negativa de la Secretaría de Cultura de Río Negro para sacar las piezas del país, en abril, en plena pandemia y en un fin de semana largo por Pascuas, un vecino denunció “movimientos extraños en la zona del museo en la madrugada” y “la presencia de camiones cargando más y más cajas”. 

“Estuvimos atentos vigilando la zona y a la semana siguiente de este llamado, concurrimos al lugar pero nos encontramos con muchas excusas y trabas y, no nos dejaron entrar. Era una situación sumamente sospechosa”, relató el secretario de Cultura de Río Negro, Ariel Ávalos, que aclaró: “Mensualmente estuvimos haciendo controles para ver si había novedades”. 

Advirtió que los dueños del museo nunca les permitieron hacer la certificación del inventario. “Ellos decían que tenían 5.000 piezas  pero en una primera visita, nuestros paleontólogos vieron que había más de 15.000 piezas. Sin dudas, es una diferencia enorme”.  

De inmediato, las autoridades provinciales dieron aviso a Gendarmería, a la Interpol y al Museo de La Plata “Bernardino Rivadavia” que es la autoridad de aplicación de Protección del Patrimonio de la ley nacional.  

Esa denuncia generó el alerta del Comité Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilegal de Bienes Culturales.  

Las fuerzas de seguridad y las aduanas de Argentina y España interceptan un cargamento de contrabando que contenía más de 4.000 piezas paleontológicas en el puerto de Valencia. En el trámite de mudanza, figuraba la ciudad española de Murcia como destino. 

“Saber del hallazgo fue una gran sorpresa pero estamos muy contentos”, reconoció Ávalos. 

“Ayer recordaba cómo se dio todo. Al principio, se intentó dejar mal parado al municipio y a la Dirección de Patrimonio de la provincia. Pero la intención del cierre no era la que manifestaban sino que querían sacar todo eso del país. Está prohibido. Nunca tuvieron el permiso”, señaló el funcionario provincial. 

En un primer contacto con las autoridades del Museo Bernardino Rivadavia para explicar la situación, indicaron que no otorgarían un permiso para salir del país sin el aval de la Secretaría de Cultura de la provincia.  

“Hay fósiles que han salido del país para investigaciones pero viaja sólo el fósil y no la persona. Además, la documentación que nos presentó esta gente para la muestra de España era una invitación de una asociación de amigos de un museo de Murcia. En un papel fraudulento, fraguado y, parte del texto era copiado y pegado de otra fundamentación”, señaló Ávalos.  

El funcionario recordó que Río Negro cuenta con una ley de Protección del Patrimonio provincial pero además, “un hallazgo de fósiles puede ser fortuito o en campaña y esta gente asegura que armó su colección con objetos que se encontraron en campañas”.  

Para llevar a cabo una campaña de recolección de objetos vinculados al patrimonio, los equipos de investigación deben solicitar un permiso. “El último permiso que mostraron ellos era del 94 cuando no estaba el museo. Es decir que armaron una colección con un permiso parcial que les había entregado el municipio. Un permiso no habilita para siempre y tiene una vigencia de 6 meses. Luego hay que revalidar”, indicó.  

“Como todo era irregular –agregó- y al pretender avanzar, nos encontramos con trabas permanentes, hicimos la denuncia penal por tráfico ilegal, por contrabando ante la autoridad federal. Por otro lado, el hijo del dueño del museo era empleado de la Secretaría de Cultura y tiene un sumario en proceso por no colaborar en nada en esta situación”. 

Aseguró que en los próximos días, accederán al listado para saber cuáles son las piezas decomisadas y evaluarán cuál será el destino ya que “el patrimonio es provincial”.  

“Estamos muy felices. Fue el trabajo conjunto de un montón de organismos”, concluyó Ávalos. 

Tomado de: https://www.rionegro.com.ar/como-se-planeo-el-frustrado-contrabando-de-fosiles-de-bariloche-a-espana-1513367/?fbclid=IwAR0avGMbz_4KZUkNB3XuVAPYQAO_4uCxeZovRbFqAtyXg4HD2k9mS7sTVts


La Aduana frustró el contrabando de 100 piezas fósiles de un museo de Bariloche a España.

El Secretario de Cultura de Río Negro, Ariel Ávalos, dijo estar “contento porque el trabajo de meses dio frutos”. Remarcó el trabajo de las fuerzas armadas, secretaría de Cultura, subsecretaría de Patrimonio y dijo que “tenemos una alegría enorme que hayan aparecido estos materiales que son de los rionegrinos”.

Recordó que tiempo atrás el propietario había pedido un permiso para viajar a España con los fósiles. Ávalos expresó que el permiso para salir con los fósiles fue negado, porque están protegidos por la Ley de patrimonio provincial y nacional. “Nos parecía que era una pérdida enorme que una colección de semejante valor se fuese a otro país”, dijo.

“Este señor siguió insistiendo y tuvimos indicios que nos hicieron presentar en el museo, fuimos con especialistas a revisar las colecciones, siempre con dificultades, siempre había algún tipo de excusa que generaba sospechas”, explicó y por ello se dio aviso a la autoridad de aplicación nacional que es el museo Bernardino Rivadavia. “Tal como lo habíamos sospechado se intentaban sacar las piezas como contrabando”, confirmó y señaló que el material fue revisado hace unas horas.  Ahora empieza el camino de retorno del material a los rionegrinos.

Informó que hay una denuncia penal de las autoridades nacionales respecto a este cargamento y ahí se podrá determinar quién es el responsable y quién estaba firmando ese envío.

“Tenemos con Julián Corsoloni hace un tiempo un sumario administrativo que está siguiendo los distintos pasos para investigar su relación con todos estos hechos que ahora se comprueba que son como habíamos pensado”, dijo el funcionario provincial.

Avalos manifestó que la idea es que vuelvan al lugar de origen pero “recién hemos charlado con los responsables del equipo pensando el camino del retorno, que empieza ahora, vamos a comunicarnos con el Museo Rivadavia y veremos cómo sigue esto”.

Resaltó que “es la primera vez que lamentablemente nos pasa y ahora veremos cómo vuelve lo más pronto posible a los rionegrinos y que todos estemos disfrutando de esa colección que es maravillosa”.

Según informa la agencia Telam la Dirección General de Aduanas (DGA) evitó el contrabando de un centenar de fósiles de dinosaurios y otras piezas paleontológicas pertenecientes a un museo privado que tenían como destino España, país donde fue incautado un contenedor con los elementos pertenecientes al patrimonio cultural de Argentina.

La acción delictiva fue descubierta tras un trabajo conjunto entre las fuerzas de seguridad y las aduanas de ambos países, y permitió que la DGA lograra recuperar más de cien piezas históricas. A partir de una serie de investigaciones previas, que aun continúan, la DGA se puso en alerta ante la posibilidad de que se produjera una exportación ilegal de fósiles.

Según se pudo establecer, todo comenzó cuando un contenedor declarado como mudanza partió rumbo a Murcia, en el sureste del país europeo, y generó la sospecha de que transportaba fósiles, por lo que inmediatamente la Aduana argentina solicitó al servicio aduanero español que a su arribo realice un exhaustivo control de la carga.

Ante el pedido de la DGA, la Aduana de España detuvo el curso de la operación en el puerto de Valencia, realizó la inspección ocular de la carga y tomó fotografías de los artículos, un operativo que fue seguido de manera remota por la Aduana local.  Como resultado del mismo, se detectaron unas 100 piezas, entre las que se encontraron huesos fósiles de dinosaurios y mamíferos, huevos de dinosaurios y abundantes cantidades de troncos fósiles e invertebrados, todos pertenecientes al patrimonio cultural de Argentina. 

En el operativo coordinado por la Aduana argentina, participaron además el Departamento Protección de Bienes Culturales de la Policía Federal Argentina, Interpol y el Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”, todos organismos integrantes del Comité Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Bienes Culturales, creado en 2003.

También la Aduana contó con la colaboración de la Organización Mundial de Aduanas (OMA), de la Policía Judicial de la Aduana Española, de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Policía Nacional Española y del Museo de Ciencias Naturales de Valencia. Fuente; www.noticiasdebariloche.com.ar/

Tomado de: https://noticiasdepaleontologia.blogspot.com/2020/09/la-aduana-frustro-el-contrabando-de-100.html?fbclid=IwAR3JqT0vR4HNBxYPnsol1f2oyIeJXiXxVKzD9S8SnUJrn0aK3487DIdm0BU&m=1