arana.jpg

Investigadores del Museo de Historia Natural de San Diego, junto con otros expertos, descubrieron una nueva especie de araña en una cueva en Baja California, y su aspecto es impresionante: además de medir unos diez centímetros de longitud, la Califorctenus cacachilensis —así llamada porque fue hallada en la sierra Cacachilas— ostenta un par de temibles colmillos.

Pero a pesar de su temible aspecto, su mordida no es mortal, a decir de los expertos.

En el blog del Museo de Historia Natural de San Diego, se reportó el descubrimiento de una nueva especie de araña, la cual llamó en primer lugar la atención de los expertos por sus grandes dimensiones. El descubrimiento se realizó en 2013 a partir de una excursión colaborativa entre expertos de dicha institución y expertos de México y Brasil.

Los primeros rastros que hallaron fueron unos exoesqueletos que colgaban del techo de las cuevas. Impresionados por el tamaño de éstos, decidieron volver en la noche y ahí realizaron los primeros avistamientos de este arácnido. Después de cuatro años de estudios, determinaron que se trata de una nueva especie, que está emparentada con la Phoneutria o araña errante del Brasil.

Pero, a pesar de su parentesco con esta araña de mordida letal, su ‘prima mexicana’ no es mortífera. 

La californiana tiene la cabeza y las patas de un color café intenso, mientras que su abdomen es amarillo. Es relativamente plana y mide alrededor de diez centímetros considerando la extensión total de sus patas. Además, sus dos colmillos son visibles y, sin duda, intimidantes.

Cabe mencionar que, a pesar de que esta especie es considerada grande, dista mucha de estar entre los arácnidos más grandes: la especie conocida de mayor envergadura es la Heteropoda máxima, que vive en Laos y llega a medir 30 centímetros de extensión total. La peor pesadilla de un aracnófobo…

Tomado de: http://www.milenio.com/cultura/arana-mexico-cueva-nueva_especie-califorctenus_cacachilensis-milenio-noticias_0_936506716.html